NIHILISMO DEL SER

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Si no hay razón, no hay alma. Por lo tanto, no hay ser.
Si no somos criaturas, no hay creador. Por lo tanto, no hay ser.
Si no pienso, no existo. Ergo, no hay ser.
Si no hay otro, no hay concordancia o concurrencia. No hay sujeto, es decir, no hay ser.
Si no me elijo, no soy nadie. No hay ser.
Si no hay representación, no hay símbolo. El ser no existe.
Si no hay un otro no hay diferencia. El ser no se construye.
Si no hay referencia, no hay realidad. El ser se destruye.
¿Qué es el ser?
Cualquier respuesta a esta pregunta cae en una tautología que se sostiene en una quimérica creencia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mierda!

Antonio Salguero Ar. dijo...

___Hola Fabi
___Ja, ja, ja... creo que estabas algo "tocada" cuando escribistes esto, digo... (con cariño).
___¿No será acaso que usastes un formato de lógica que quizás no sea el que más se adapte para preguntar por el Ser?
___Si un ente existe, ese es su ser. Si algo no existiera, es imposible un Ser. El pensamiento o la razón son atributos de un ente, más no son su ser, ja, ja. Me parece... no se... que la construcción o destrucción no es ámbito definitorio del ser.
___¿Hace algo formal un ente, luego de ser existente?
___Estuvo bueno para pensar.
Un abrazo para tí.

Fabita dijo...

No! ¿cómo tocada? Es mi locura usual solamente.
Lo que hice fue un rastreo histórico sobre las teorías que trataron de explicar al ser. Hay muchas de ellas que si se salen de sus campos, se caen. El problema de cualquier construcción filosófica.
Vale solamente para hacer pensar!

Rodolfo Plata dijo...

Friedrich Nietzsche señaló con verdadero espanto ¡la indiferencia de la generación actual ante el nihilismo! La falta de significado para la vida eterna del Libro de Israel y su exacerbado racismo, llevó a Nietzsche a pregonar: ¡la muerte de Dios! Grandes multitudes abandonan la religión judeo cristiana ante su falta de congruencia de sus dogmas con la realidad. El reto es superar el nihilismo de la sociedad actual formulando un cristianismo que se pueda vivir y practicar, no en y desde lo religioso y lo sagrado, sino en y desde el humanismo secular laico, la pluralidad y el sincretismo resaltando la importancia genérica de Cristo y sus enseñanzas. Y para poder lograrlo tenemos que actualizar la teología, la cristología y la liturgia, enmarcadas en la doctrina y la teoría de la Trascendencia humana, conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.). Congruencia que da certidumbre a la unión inseparable entre la fe y la razón, enseñada parabolicamente por Cristo al ciego de nacimiento para disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad, haciendo un juicio justo de nuestras creencias (Jn IX, 39).
http://www.servicioskoinonia.org/relat/344.htm. http://www.redescristianas.net/2010/09/27/ser-cristiano-en-nuestra-sociedad-plural-y-laicajose-m-castillo-teologo/
http://www.scribd.com/doc/17143086/EXPLICACIÓN-CIENTÍFICA-DE-CRISTO-Y-SU–DOCTRINA–A-LA-LUZ-DE-LA-FILOSOFIA-CLASICA-Y-MODERNA-Y-EL-MISTICISMO-UNIVERSAL