LOS ROSTROS SON CIEGOS

sábado, 27 de junio de 2009

Veo en mis fotos el paso del tiempo; selecciono aquellas que más se parecen a mí y con ellas, me presento en los portarretratos. Feinman se pregunta si nuestro rostro es más parecido a quiénes somos o a quien seremos cuando estemos en el cajón. ¿Cómo saberlo? Los existencialistas dicen que también somos lo que dejamos atrás. ¿Quién soy, entonces? ¿Quién lleva mi rostro ahora?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me hace acordar la frase del Quijote cuando un vecino lo encuentra apaleado en el suelo...."yo sé quién soy"
Sin lugar a dudas soy varios que recorren mis venas y me obligan a actuar de un modo determiando...Creo en el poder de la herencia y no tanto en el del mérito. Yupanqui también tocó el tema de la identidad cuando afirmaba que un español y un indio paseaban por su sangre...
Muy lindo tu blog.
Fernando GC

Fabita dijo...

Muy buenas reminiscencias!