LABERINTO POSMODERNO

domingo, 25 de abril de 2010

Tal vez el sujeto está más determinado por sus renuncias que por sus elecciones. En las elecciones siempre hay posibilidad, pero en lo que se deja atrás, en el camino que no se tomó, está lo negado, lo que no va a volver a presentarse nunca con las mismas circunstancias con las que se abrieron a la posibilidad aquella vez.

2 comentarios:

Diego Reis dijo...

Las posibilidades de este texto son innumerables. Todas convergen en la idea de un laberinto virtual, invisible y constante. La antítesis sería ese cuento de Borges, "La muerte y la brújula", de un laberinto compuesto de una línea recta (¿la vida?, ¿nuestras vidas?). Otro texto borgiano que aborda esa temática es "El jardín desenderos que se bifurcan": allí también hay laberintos de tiempos paralelos.

Fabita dijo...

Sin embargo, los laberintos creo que son generados por la excesiva comunicación. Suponiendo que seamos islas, tenemos televisores que nos muestran que la nuestra no es la única realidad. Es la huella de Robinson en la arena. Hay otras cosas, hay otro mundo y nos lo estamos perdiendo...