LA BESTIA

sábado, 12 de diciembre de 2009

Indiferente a los pedidos del dios de los mares, Minos padeció su ira, aceptando con vergüenza el hijo que su esposa dio a luz, luego de tener amores secretos con el toro enviado por el dios. Le mandó construir una casa de innumerables puertas para que jamás encontrase la salida y así procurar olvidarlo. Pero esa aberración le reclamaba el sacrificio de jóvenes y doncellas que cada año iban a morir en sus fauces.
Se dice que al joven minotauro lo mató Teseo y que Minos, agradecido lo casó con su hija. Sólo un escritor ciego, siglos después, humanizaría la figura del monstruo, que renegó de su destino de bestia, muriendo o dejándose morir para escapar de su solitaria prisión.

1 comentarios:

Fabita dijo...

Estoy leyendo "Vidas Paralelas", de Plutarco, y en la fábula de Teseo encontré que el Rey Minos tenía un guardia muy cruel que se llamaba Tauro. A este guardia enfrentaba a los que iban a su reino a desafiarlo, y Minos se lo encargó a Teseo, ya que si bien Tauro era su principal general, también era amante de su esposa y el propio Minos le temía. Plutarco mismo dice que esa puede ser una explicación de la leyenda.