SOBRE EL ORIGEN DE LA LOCURA

domingo, 18 de septiembre de 2011

No es que la locura produce revelaciones místicas. Es que estas revelaciones ocurren inesperadamente a personas que no están preparadas para recibirlas. Y son tan avasalladoras por el grado de verdad que encierran —o aun de premonición—, que pueden enloquecer al más cauto. Aquí se podría aplicar el siguiente razonamiento: si enloquezco, entonces a estas revelaciones les quito el grado de verdad, pero en cambio si permanezco cuerda, debo aceptar que el mundo no es como me lo han enseñado. En resumen, si las revelaciones se presentan, la realidad se desmorona, pudiéndose cobrar incluso la cordura del sujeto.

1 comentarios:

Programa El Aleph dijo...

Hola querida amiga y exalumna!
Celebro tu crecimiento y felicito tus logros; he leído con gusto las notas del blog y me parecen de forma y contenido muy precisos; has construido un espacio interesante de verdad.
Ojalá leas esto y tengamos algún contacto futuro, para intercambiar inquietudes/proyectos.
Mi mail:
tallerelaleph@yahoo.com.ar
Sitio: www.carillalibre.blogspot.com
¡Un abrazo!
Edgardo Ariel Epherra